Ventajas y desventajas de utilizar cremas depilatorias

En la cultura en la que vivimos, la industria de la belleza siempre está buscando la manera más fácil y efectiva de mantener el vello corporal a raya. Y teniendo en cuenta todas las opciones que hay, muchas mujeres dirán que las cremas depilatorias son la única manera. Son una forma fácil y no dolorosa de eliminar el vello de casi todas las áreas del cuerpo. Aquí te explicamos cómo el uso de cremas depilatorias ha revolucionado la depilación y por qué podría ser la opción ideal para ti.

¿Cómo funcionan?

Las cremas depilatorias contienen ciertas sustancias químicas alcalinas que tienen un efecto positivo en el vello de tu cuerpo. Descomponen la queratina (la estructura de la proteína del vello) causando que se debilite y se disuelva[1]. Esto deja el vello en un estado gelatinoso que puedes eliminar fácilmente con la crema.

Lo bueno y lo malo

Las cremas depilatorias son una de las maneras más indoloras de eliminar el vello corporal, especialmente si la comparamos con la depilación con cera o el afeitado. Es un gran método para deshacerse del vello en grandes zonas como las piernas, pero también es ideal para hacer frente a zonas más pequeñas y más difíciles de alcanzar como la zona alrededor de la línea del bikini. ¡Y Veet® hace que sea muy fácil de aplicar! Solo tienes que extender la crema sobre la zona con vello y esperar unos minutos antes de retirarla (asegúrate de leer la etiqueta para ver el tiempo que debes dejarla actuar sobre la piel). Durante el tiempo de aplicación puedes hacer otras cosas como lavarte los dientes o preparar para darte un baño.

¡El uso de cremas depilatorias en la ducha es una gran opción ya que pueden hacer que el proceso sea mucho más limpio! Y es que la crema depilatoria se irá por el desagüe junto con el vello. Veet® dispone de una gama de cremas específicas diseñadas solo para su uso en la ducha y que se pueden enjuagar cuando acabes. Si no tienes acceso a una ducha o un baño, siempre puedes usar una crema normal que se podrá quitar con una espátula. Aun así debes asegurarte de enjuagar bien después con un paño húmedo y tibio.

Disponibles en todas las tiendas de cosméticos, las cremas depilatorias pueden ser una gran opción asequible en comparación con ir a centros de belleza y, por lo tanto, son mucho más fáciles de encajar en tu presupuesto. Asimismo, no hay riesgo de que produzcan cortes y rasguños como sucede con el afeitado. Las cremas depilatorias también proporcionan un resultado más duradero que el afeitado, ya que son capaces de romper lentamente el vello en la piel o justo debajo de la superficie de ésta, justo en el folículo[2]. También notarás que el crecimiento del vello no será tan áspero como al afeitarte. Esto es porque con las cremas el vello sale más suave y menos perceptible.

Sin embargo, si tienes la piel sensible, puede que estés preocupada por una posible irritación de tu piel. Afortunadamente, Veet® tiene toda una gama dirigida específicamente a la piel sensible, enriquecida con Aloe vera y vitamina E, y conocida por sus propiedades calmantes. No obstante, para estar segura, te recomendamos que realices una prueba en una zona pequeña de la piel al menos 24 horas antes de aplicar la crema, para así comprobar que no causa ninguna reacción. Si se produce una reacción, entonces ya sabes que este podría no ser el método para depilarte. Recuerda siempre que no es buena idea utilizar la crema depilatoria sobre áreas de piel lesionada o irritada[3].

Si estás pensando en probar cremas depilatorias, asegúrate de revisar la extensa gama de Veet®.  

 


[1] http://health.howstuffworks.com/skin-care/beauty/hair-removal/hair-removal-creams1.htm

[2] http://enlightenme.com/hair-removal-cream/

[3] http://www.hairfinder.com/techniques/hair_removal_creams2.htm