¿Qué es la tecnología de Luz Pulsada Intensa?

Aparentemente Alejandro Magno tenía una obsesión con el afeitado, Cleopatra disfrutaba de sesiones periódicas de depilación con azúcar y Julio César se quitaba los pelos no deseados con un par de pinzas[1]. Dependiendo de lo que estaba de moda en ese momento, a la gente siempre le ha gustado eliminar el vello corporal rebelde de ciertos lugares[2].

Lamentablemente, ¿te parece poco atractiva la idea de depilarte con cera, afeitarte o usar cremas depilatorias durante el resto de tu vida? Puede llegar a ser caro el tener que comprar cuchillas de afeitar y todos los accesorios que te ayudan a mantener tu piel suave como la seda. Quizás prefieras el encanto de una solución depilatoria más duradera. De ser así, entonces la IPL puede ser justo lo que estás buscando.

¿Qué es la IPL?

La tecnología de luz pulsada intensa (IPL) existe desde principios de los 2000. Es una técnica de reducción de vello no invasiva y no ablativa que utiliza pulsos de luz de alta intensidad para tratar el vello no deseado y detener su crecimiento desde la raíz. Puede ser una solución más duradera para la reducción del vello y puede ser especialmente eficaz para eliminar los pelos más oscuros y gruesos.

¿Cómo funciona la IPL?

La superficie de vidrio del cabezal IPL se aplica a cada uno de los pelos de manera individual. Proporciona pulsos cortos de luz caliente para disolver el vello directamente desde la raíz. Para que la IPL sea más efectiva, debe realizarse cuando el vello está recién cortado. La IPL no funciona tan bien si se aplica durante la caída temporal del vello o si este no se ha cortado durante mucho tiempo, ya que hay una mayor concentración de pigmento cuando el vello está recién cortado. La IPL funciona mejor cuando los niveles de pigmento son más altos, lo que hace que el vello sea más vulnerable al daño de la luz.

¿Qué sucede durante el tratamiento?

Las sesiones profesionales de IPL generalmente se llevan a cabo en centros de belleza o clínicas dermatológicas y por esteticistas profesionalmente capacitados[3] de acuerdo con las regulaciones de cada país. Si lo prefieres, se puede aplicar un anestésico tópico en la zona que te vas a tratar, pero no siempre es necesario. Cada tratamiento suele durar unos 20 minutos y se necesitan entre 4 y 6 sesiones cada 3 semanas aproximadamente para obtener resultados significativos. Los pacientes necesitan usar gafas protectoras y, a menudo, hay que aplicar un gel frío en la piel para mantenerla fresca. Los dispositivos de IPL tienden a tener sistemas de refrigeración incorporados para evitar quemaduras en la piel. Es extremadamente importante evitar la exposición excesiva al sol antes de un tratamiento con IPL[4].

IPL vs. depilación láser

Prácticamente no se requiere un período de descanso después del tratamiento, por lo que puedes volver a trabajar después de cada sesión. Si lo que queremos es una reducción rápida del crecimiento del vello, lo mejor es utilizar la depilación IPL en vez de la depilación láser.[5]

Uno de los mayores beneficios de la IPL es que puede tratar varias zonas grandes de la piel al mismo tiempo.

Tratamientos IPL en casa

Veet® Infini’ Silk™ PRO IPL es un dispositivo de reducción de vello fácil de usar. Un pulso de luz seguro detiene el crecimiento del vello directamente desde la raíz, lo que le permite reducir el vello en un corto espacio de tiempo. La Infini’ Silk™ PRO IPL contiene un sensor de color de la piel y una lámpara empotrada. Tiene una superficie de tratamiento más pequeña con un cartucho de lámpara de precisión que está especialmente diseñado para las zonas más pequeñas de la cara y otras partes del cuerpo de difícil acceso.

Si al igual que Cleopatra, sueñas con una piel lisa y tersa pero sin tener que usar cremas depilatorias, cera o cuchillas, entonces la IPL en casa podría ser la mejor opción. También es una manera perfecta para enfrentarse a esos pelos más oscuros y con más volumen. Si no tienes tiempo, la IPL se puede realizar durante la pausa del almuerzo sin que sea necesario prácticamente ningún período de descanso posterior al tratamiento. En caso de que te resulte incómodo ir a centros de belleza, lo mejor es llevar a cabo la depilación IPL en la comodidad y privacidad de tu propia casa. Cualquiera que sea el método que elijas, una vez que hayas probado la magia de la IPL, el vello no tiene por qué volver a crecer.



[1] http://www.bbc.co.uk/radio4/history/making_history/makhist10_prog12e.shtml

[2] http://www.bbc.co.uk/radio4/history/making_history/makhist10_prog12e.shtml

[3] http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3390232/

[4] http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3390232/

[5] http://nomasvello.co.uk/ipl-treatments-vs-laser/