¿Qué es la depilación con cera oriental?

La depilación con cera oriental, comúnmente conocida como depilación con azúcar, consiste en cubrir la zona de la piel con una sustancia pegajosa como el caramelo y luego quitarla de una forma similar a la depilación con cera tradicional, eliminando los pelos desde la raíz. A diferencia de otras formas de depilación con cera, la depilación oriental no siempre necesita bandas para quitar la cera. Esto es porque la pasta de azúcar se pega al pelo como la cera y se endurece en el proceso, formando una banda sólida para agarrar y quitar. Asimismo, se dice que es mucho menos dolorosa que la depilación con cera, ya sea fría o caliente[1]. Esto se debe a que la pasta de azúcar es menos propensa a adherirse directamente a la piel. Y es que cuando la retiramos, este tipo de pasta solo se lleva el pelo y las células muertas de la piel, exfoliando así tu piel durante el proceso.

La pasta utilizada en la depilación con cera oriental se encuentra fácilmente en tiendas de cosméticos, y puede ser una opción muy económica si la comparamos con una sesión en un centro de belleza. Y es que como práctica antigua, la depilación con cera oriental es una buena opción si eres fan de los ingredientes naturales. Si te animas puedes hacerla incluso en casa usando una combinación de azúcar, agua y limón. Sin embargo, este puede ser un proceso un poco sucio para tu cocina. Asegúrate de leer y seguir cuidadosamente todas las instrucciones de la etiqueta para obtener los mejores resultados al usar estos productos.

La temperatura también es muy importante cuando hablamos de depilación con cera oriental. Para evitar quemaduras, es bueno asegurarse de que la cera no está demasiado caliente. Al mismo tiempo, si está demasiado fría puede que no coja los pelos correctamente.[2] El siguiente paso consiste en extender la pasta de azúcar caliente con una espátula sobre la piel y luego, con bandas aplicadas, quitarla al contrario de la dirección natural de crecimiento del vello, lo que permite eliminar los pelos de hasta 2 mm de largo[3]. Esto también significa que es menos probable que los pelos se rompan durante la depilación, ya que se eliminan directamente desde la raíz. Considerando además que el folículo del pelo tiene que reconstruirse desde el principio, cuando el pelo crece de nuevo, a menudo sale más suave que con el afeitado.[4]

La depilación con cera oriental puede usarse tanto en zonas más extensas del cuerpo, como las piernas, o bien en las más pequeñas y sensibles, como las axilas y las ingles. Al igual que la cera normal, la oriental también puede dejar algún residuo en tu piel, pero esto es sencillamente porque la fórmula está hecha de azúcar casi en su totalidad. Si la quieres disolver, solo necesitas agua caliente en la ducha[5].

 

 


[1] http://www.thelashandsugarcompany.com/sugaring-hair-removal/

[2] http://en.wikipedia.org/wiki/Sugaring_%28epilation%29

[3] http://spatique.skincaretherapy.net/body-sugaring-hair-removal

[4] http://www.webmd.com/beauty/hair-removal/for-women-only-best-choices-for-hair-removal

[5] http://hairremoval.about.com/od/sugarwaxing/a/sugaring101.htm