¿Cuáles son las mejores opciones de depilación?

Imagínate la siguiente escena. Ya estás vestida y preparada para esa noche tan esperada. Pensabas que te veías estupenda de pies a cabeza, ya que te tomaste la molestia de comprarte ese precioso vestido negro que tanto tiempo llevabas anhelando. Pero la emoción se desvanece rápidamente una vez que te das cuenta de que unos pelos pequeños en tus piernas están arruinando tu look. Podrías intentar ir urgentemente a un centro de belleza, pero desafortunadamente ya es demasiado tarde para ello. De esta forma, tu única opción es encontrar una solución rápida en casa. Aunque con el estrés y los nervios, encontrar el mejor método de depilación puede convertirse en una tarea harta complicada. Vamos a analizar algunas de las mejores opciones para enfrentarse a este dilema. No importa qué método de depilación elijas, asegúrate de leer y seguir cuidadosamente todas las instrucciones de la etiqueta para obtener los mejores resultados y la experiencia más segura.

Afeitado

El afeitado es sin duda una opción a tener en cuenta cuando tenemos prisa. Con una cuchilla de afeitar, los pelos se cortan muy cerca de la piel en un deslizamiento suave. Este método es adecuado para la mayoría de las partes del cuerpo aparte de la cara[1]. Sin embargo, el pelo vuelve a crecer entre 1 y 3 días más tarde, muy rápido si lo comparamos con otros métodos como la depilación con cera.  En caso de que recurras al afeitado, elige la mejor espuma o gel de afeitar antes de echar mano de la cuchilla para así facilitar el movimiento de esta sobre tu piel.[2] Cuando te afeitas, lo que se corta es la punta suave, por lo que parecerá más áspera al tacto. Por esta razón, el crecimiento después del afeitado a veces puede parecer más grueso y menos suave en comparación con otros métodos.[3]

Depilación con cera fría

Puedes usar también bandas depilatorias de cera fría para eliminar el pelo del cuerpo de una manera rápida y fácil. Estas bandas vienen ya preparadas de tal forma que no tengas que gastar tiempo para mezclar la cera en un cuenco o usar una espátula. Y además, son especialmente efectivas para aquellas zonas del cuerpo más difíciles de alcanzar como las axilas o las ingles. Por otra parte, la depilación con cera proporciona efectos más duraderos en comparación con el afeitado, con resultados que duran hasta cuatro semanas.[4] Pero acuérdate siempre de dejar que el pelo crezca un poco antes de usar las bandas depilatorias, ya que así estas cogerán los pelos con más facilidad.[5]

Para usar una banda depilatoria de cera fría, simplemente retira la cubierta adhesiva y frota firmemente la banda sobre la piel. Luego tira de ella con un movimiento rápido para quitar el pelo.[6] No te olvides de usar una loción calmante como el Aloe vera para reducir cualquier enrojecimiento que pueda aparecer.[7] Lo mejor de estas bandas depilatorias de cera fría es que no ensucian y son fáciles de desechar una vez que terminas de depilarte. Y cualquier exceso de cera puede lavarse fácilmente con agua tibia y jabón.[8]

Crema depilatoria

Las cremas depilatorias son una forma prácticamente indolora de eliminar el vello no deseado. Y son perfectas para cuando tienes prisa. Las cremas actúan descomponiendo la estructura de queratina del vello.[9] Asimismo, las cremas depilatorias específicas para pieles más sensibles son efectivas para aquellas zonas del cuerpo donde la piel puede ser más propensa a la irritación, como la cara. Por ejemplo, las cremas depilatorias Veet® (Veet® Hair Removal Creams) con nuestra fórmula especialmente diseñada para pieles sensibles están enriquecidas con Aloe vera y vitamina E, que son conocidas por sus propiedades calmantes. Otra ventaja de las cremas depilatorias es que también pueden mantener a raya el crecimiento del vello durante un poco más de tiempo que el afeitado. Sin embargo, si lo que quieres lograr son resultados más duraderos quizás deberías recurrir a la depilación con cera.[10]                                   

Las cremas depilatorias son igualmente muy económicas en comparación con los precios de los centros de belleza. Para usar la crema en casa, solo hay que aplicarla sobre la zona con pelo no deseado y esperar 10 minutos, o el tiempo necesario que ponga en el folleto de instrucciones. A continuación, limpia la crema con una toalla y enjuaga bien la piel con agua antes de secarla. Por último, puedes volver a aplicar la crema en cualquier zona que te hayas saltado en la primera aplicación.[11]

Recuerda que independientemente del método que elijas, lo importante es que la depilación no se convierta en una pesadilla. En resumen, el afeitado es útil si tienes prisa, ya que el pelo rebelde desaparece con un simple movimiento de la cuchilla. Por otro lado, la depilación con bandas depilatoria de cera fría es una forma efectiva de mantener el vello a raya durante mucho más tiempo. Otra opción sería la crema depilatoria, que es un método de eliminación de vello prácticamente indoloro y económico. Ahora que sabes más acerca de los mejores métodos de depilación, solo tienes que animarte a encontrar el que mejor te venga para salir de casa a tiempo.