Eliminación del vello: ¡me encantan tus axilas! Hablemos de la depilación de las axilas

Vamos a ser sinceros, cuando se trata de hablar del vello no deseado, es normal hablar de los pelos de las piernas. Sin embargo, ya no es tan normal el hablar sobre los pelos en otras partes del cuerpo más privadas, como pueden ser las axilas. Con los recientes avances hacia la igualdad de género en primera línea de muchas campañas de moda y redes sociales, no es de extrañar que movimientos como #liberaelpezon y #dyedpits (axilas con colores) hayan sido trending topic en todo el mundo.

Sin embargo, lo cierto es que el vello de las axilas sigue siendo, de algún modo, un tema que muchas mujeres prefieren no abarcar. Echemos un vistazo a la ciencia detrás del porqué el vello de las axilas crece, algunos cambios de actitud hacia él, y grandes opciones de depilación para aquellas que todavía prefieren un aspecto más suave.

La ciencia detrás de los pelos en las axilas

Para empezar, ¿por qué tenemos pelos en las axilas? Si buscas una respuesta en Internet, seguramente te encontrarás con una serie de teorías que han influido con el paso del tiempo. Entre otras teorías, los estudios muestran que con el transcurso del tiempo, el vello de las axilas ayudó a reducir la fricción entre el brazo y el cuerpo. Sin embargo, con el paso de los años y el desarrollo de la moda, la tendencia de depilarse las axilas se convirtió en un movimiento asociado con la feminidad y el atletismo.

Sensibilidad y soluciones

Las axilas representan una de las zonas más sensibles del cuerpo, de ahí que sea muy importante elegir un método de depilación adecuado para eliminar el vello de esta zona. El afeitado es, sin duda, la forma de depilación más común de todas. Sin embargo, si tienes la intención de tener unas axilas siempre sin vello, durante todo el día y todos los días, en ese caso, el afeitado no sería la mejor opción. El afeitado solo corta el vello, dando resultados a corto plazo de hasta dos o tres días[1]. Desafortunadamente, usar la cuchilla con mucha frecuencia puede causar irritación[2], además de que el vello vuelve a crecer con mayor grosor[3].

Otra solución a corto plazo que podría considerarse sería las cremas depilatorias. La crema depilatoria Veet® Fast Acting Gel Cream Hair Remover es apta para pieles sensibles y viene con un aplicador curvo, perfecto para tus axilas. Sin embargo, te aconsejamos que hagas antes una prueba en una pequeña zona de piel en caso de que sufras de sensibilidad. Al disolver la proteína en el vello justo debajo de la superficie de la piel, las cremas depilatorias te permiten eliminar el vello y los residuos fácilmente. Aunque los resultados pueden ser a corto plazo, duran más que el afeitado.

La depilación con cera es otra forma de depilación, la cual elimina el vello desde la raíz. Al arrancar el vello por completo supone tener unas axilas suaves durante semanas. Una excelente solución para las axilas son las bandas de cera fría Veet® Ready-to-Use Wax Strips Hair Remover . El vello necesita tener una cierta longitud para que la cera pueda agarrarlo correctamente, lo que significa que tal vez tengas que esperar a que el vello crezca un poco para lograr los mejores resultados. No obstante, las bandas de cera de Veet® han demostrado su eficacia incluso en los vellos más cortos (1,5 mm), ¡por lo que esperarás menos antes de volver a depilarte!

¡Me encantan tus axilas!

A la vez que cambian las actitudes en términos de belleza y moda, también lo hacen la gama de productos de depilación. No importa que decidas dejarte el vello largo, te lo tiñas o que quieras una apariencia suave y sedosa, lo más importante es que te sientas orgullosa de ti misma y de tu cuerpo. No importa lo que hagas, ama a tu cuerpo.

 

[1] http://www.veet.co.uk/how-to-guides-articles/myths/

[2] http://fustany.com/en/beauty/skincare/pros-and-cons-of-shaving-body-hair

[3] http://www.webmd.com/beauty/hair-removal/for-women-only-best-choices-for-hair-removal?page=1