Depilación con cera y cremas depilatorias para eliminar el vello grueso

Muchas mujeres pagarían con gusto por tener una melena de pelo grueso. Pero cuando se trata del vello corporal, es una historia totalmente diferente. En este artículo, te explicamos por qué todos somos diferentes cuando se trata de vello corporal, y en el camino puede que encuentres algunas soluciones de depilación que podrían llegar a la raíz del problema.

Una preocupación cosmética común

La aparición de vello corporal grueso y oscuro es un problema común, incluso en las mujeres. Como con muchos otros rasgos físicos, la herencia y la etnia pueden jugar un papel importante en el grosor y el color de nuestro vello corporal[1]. Además, la naturaleza de nuestro vello corporal también puede verse afectada por los niveles hormonales, lo que conlleva diferencias entre hombres y mujeres y de una persona a otra.[2]

Una solución a corto plazo

Si te sientes incómoda con la aparición de vello corporal grueso, las soluciones rápidas como las cremas de afeitar y las cremas depilatorias pueden ofrecer resultados efectivos a corto plazo. Ambos métodos se pueden incorporar fácilmente a tu rutina de belleza, incluso mientras te duchas. Sin embargo, debido a la naturaleza del vello corporal más grueso, las cremas depilatorias podrían ser la mejor solución. Ya que el afeitado corta directamente el vello grueso y el crecimiento puede ser más espeso y quebradizo. Las cremas depilatorias, como Veet® In Shower Hair Removal Cream, disuelven el vello justo en la superficie de la piel, dando incluso a los pelos más gruesos una punta lisa y haciendo que el crecimiento del vello sea menos visible durante más tiempo en comparación con el afeitado.[3]

Llegar a la raíz

Preocuparse por la depilación cada dos días puede no ser lo ideal para todos. En este caso, tal vez quieras considerar la depilación con cera, que es tan efectiva en el vello grueso como en el vello más fino y, además, puede durar hasta cuatro semanas. Sin embargo, debido a que el vello grueso está más firmemente arraigado en la piel, este puede ser un método más doloroso si no se hace correctamente[4]. La buena noticia es que hay muchos pasos que puedes seguir para hacer que la depilación con cera sea lo menos dolorosa posible. Elegir una cera caliente, como la cera de azúcar Veet® Botanic Inspirations Warm Sugar Wax, es un buen punto de partida. Las ceras calientes abren ligeramente los poros de la piel, lo que hace que su eliminación sea menos dolorosa que con los métodos fríos.[5] Exfoliar y espolvorear de antemano polvos de talco o talcos para bebés asegura que la cera se adhiera firmemente a cada uno de los pelos, evitando así cualquier piel muerta en el proceso. También es muy importante mantener la piel tirante mientras retiras la cera, asegurándote de tirar de la banda en dirección contraria a la del crecimiento del vello.

Pensar a largo plazo

Si estás segura de que prefieres deshacerte de los pelos gruesos de tu cuerpo, podría ser el momento de considerar una solución más permanente. El tratamiento de luz pulsada intensa (IPL) funciona mediante la emisión de un amplio espectro de luz. Esta luz es atraída por el pigmento de tu vello, eliminando la célula capilar justo en el folículo.[6] Puede parecer que sea una solución cara pero, de hecho, los dispositivos IPL para usar en casa están ahora generalmente disponibles en las tiendas de cosméticos. La Veet® InfiniSilk™ Pro está diseñada para un uso sencillo en casa e incluye un cartucho de precisión para abordar las zonas más precisas como la cara. Si quieres que la depilación con cera y el afeitado sean cosa del pasado, entonces te recomendamos que tengas tu propio dispositivo de IPL. Dado que esta tecnología se basa en el pigmento del vello, sus resultados pueden ser menos exhaustivos en personas con piel más oscura.

Controlar el vello corporal no deseado forma parte de las rutinas de belleza de muchas personas. Pero cuando se trata de abordar zonas de vello más grueso, esto puede significar un desafío embarazoso. Afortunadamente, existen múltiples soluciones a esta preocupación tan común de la belleza.