Diferentes tipos de depilación

Desde las cejas hasta la línea del bikini, la depilación ha sido parte de nuestra rutina de belleza durante siglos. Si echamos la vista atrás a los cambios que ha habido en tendencias de belleza y los grandes avances en la tecnología, es increíble ver cuántos métodos hemos desarrollado: desde remedios caseros hasta tratamientos completos de belleza. En este artículo te presentamos algunos de los métodos de depilación más populares del mundo, y la forma en que los hemos desarrollado a lo largo del tiempo. Puede que incluso te encuentres con algún consejo en el camino.

Afeitado

Incluso los antiguos egipcios utilizaban algo similar a la cuchilla de afeitar actual, realizada en bronce o sílex, para mantener su cuerpo suave y sin vello[1]. Se dice que era un símbolo muy importante de riqueza y estatus. Sin embargo, como los dobladillos subieron en el siglo XX, el afeitado se convirtió en algo muy popular y en una parte importante de la rutina de belleza de cualquier mujer. El afeitado sigue siendo hoy en día muy frecuente, aunque cada vez cuenta con más competencia. Incluso las cuchillas de afeitar modernas pueden causar irritación y hasta rasguños o cortes. A pesar de que puede ser un proceso muy rápido, el crecimiento del vello también lo será, siendo un inconveniente, lo que significa que puede que tengas que repetir el proceso más a menudo de lo que quisieras.

Depilación con azúcar

La cera es un método ancestral de depilación, y la de azúcar fue la primera en hacerse. Los antiguos egipcios, famosos por sus técnicas de belleza únicas, utilizaban una mezcla de limón, azúcar y agua que calentaban para crear una especie de sirope. Ponían una capa sobre la piel, la dejaban que se enfriase durante un momento y tiraban de ella rápidamente. La pasta retiraba el vello de raíz, lo que significaba que el vello tardaba más en volver a crecer en comparación con el afeitado.

Cremas depilatorias

A menudo relacionamos depilación con dolor, pero esto no tiene por qué ser así. La eliminación del vello corporal puede ser una experiencia agradable; siendo las cremas depilatorias el método menos doloroso de todos. La crema disuelve el vello no deseado de la superficie de la piel, sin dejar nada más que una piel lisa y suave. La crema depilatoria puede parecer una solución moderna de depilación pero en realidad ha existido durante miles de años. Las primeras fórmulas incluso contenían ingredientes tan espeluznantes como el arsénico y la cal viva.[2] No son los ingredientes más agradables para la piel, ¡pero parecían funcionar! Por suerte, las cremas depilatorias han evolucionado hasta convertirse en algo mucho más seguro. Por ejemplo, la crema depilatoria Veet® formulada para pieles sensibles incluye vitamina E y Aloe vera para hidratar la piel durante cada uso y ayudar a prevenir la irritación. ¡Si los antiguos egipcios hubieran tenido Veet®!

Como podéis ver, la depilación siempre ha estado de moda en todas las épocas. También ha avanzado bastante para adaptarse a cada tiempo. Las cuchillas, la depilación con azúcar y las cremas depilatorias han evolucionado hasta ser mucho más cómodas. Sea cual sea el método que elijas, deshacerse del vello poco atractivo nunca ha sido tan fácil.

 



[1] http://www.nonohairtv.com/history-of-hair-removal/

[2] http://www.nonohairtv.com/history-of-hair-removal/