Eliminación del vello: consejos para tu primera depilación con cera

La mayoría de nosotros seguramente recordemos cómo fue nuestra primera experiencia con la depilación. Cuando nos dimos cuenta de los pelos de las piernas, de aquellos pelos molestos de las cejas, o incluso los nervios de cuando decidimos hacernos la depilación en las ingles.

En este artículo, hemos reunido a algunas de nuestras blogueras de belleza favoritas buscando conocer sus primeros recuerdos de la depilación y algunos de sus trucos y consejos. ¡Disfruta de este viaje por el baúl de los recuerdos!

«Lo recuerdo como si fuera ayer: el día previo a mi primer baile escolar. Siempre me había fijado en mis cejas pobladas, pero nunca antes le había dado importancia. Ese día, fue escuchar a todas mis compañeras hablar de todos los cuidados de belleza que estaban siguiendo para el baile y se me vino el mundo encima. Sin pensármelo dos veces, llamé a mi madre y le dije que me reservara una cita esa tarde en su centro de belleza para que me depilaran las cejas con cera. ¡Y con solo 16 años!

¡Qué recuerdo tan doloroso! Fue ese día, sin parar de llorar, cuando descubrí que soy un bebé cuando se trata de depilarme con cera. Por suerte, todo pasó rápido gracias al apoyo de la esteticista, quien estuvo animándome todo el tiempo.

He de decir que al final, mis cejas quedaron fantásticas. Con un acabado delineado perfecto y con una forma y un grosor impecable. La depilación consiguió incluso resaltar hasta el color azul de mis ojos. Acabé estando más segura de mí misma. Todavía se me viene a la cabeza mi sonrisa cuando me miré al espejo con las cejas depiladas. ¡Fue increíble!».

De Eileen @ Crooked Flight

«Si miro hacia atrás, a cuando tenía 11 años, tengo que decir que fue una época muy divertida. Aún recuerdo mi preocupación a la hora de que me salieran los primeros pelos en las piernas y axilas. ¿Por qué me obsesionaba tanto tener pelos? Para mí, tener pelos en las piernas significaba ser un adulto y eso era lo que quería. Pero ahora que ya soy madura y he crecido, lo cierto es que cambiaría estas prisas sin dudarlo. Si pudiera decirle a mi yo más joven cualquier cosa sería: "no seas tan impaciente" y "no empieces hasta que realmente tengas que hacerlo". Y es que, como sucede con tantas otras cosas en la vida, una vez que empiezas a depilarte o afeitarte ya no hay marchas atrás y estás "condenado" a hacerlo por el resto de tu vida.

Cuando te llegue este momento, es importante que sepas cómo hacerlo correctamente. Me enseñaron muy bien desde pequeña y sigo usando los mismos consejos hoy en día. Así que déjame compartir estos consejos contigo. Ser una chica joven puede llegar a ser muy complicado, por lo que espero que estos consejos de depilación basados en mi experiencia te ayuden a hacerte la vida un poco más fácil.

  • Lo primero es lo primero: exfolia regularmente todo tu cuerpo para que tu piel sea mucho más suave. Como resultado, la eliminación del vello se vuelve más fácil y obtendrás un afeitado mucho más apurado si es ese el método de depilación que quieres. Esto también mantendrá tu piel fresca y, si usas bronceado falso en el futuro, tu bronceado se verá aún mejor.
  • A la hora de decidir qué método de depilación es el más recomendable para la primera vez, mi consejo es que las únicas zonas que deberías afeitar son las piernas y las axilas. Para todas las demás, yo siempre te diría que usases la cera o una crema depilatoria.
  • Afeitarse las piernas y las axilas es una tarea fácil si lo haces en la ducha y te aseguras de que la piel está húmeda y caliente. Nunca te afeites ninguna parte del cuerpo en seco, ya que podrías hacerte quemaduras con la cuchilla de afeitar. Y además, es igualmente importante que utilices un gel o espuma adecuados para el afeitado. No hay duda de que tus piernas quedarán suaves después de todos estos pasos.
  • Tampoco recomiendo que te afeites ninguna zona de la cara. Porque aunque todos tenemos un poco de vello (apenas apreciable) en la cara, especialmente en el labio superior y en los lados de la cara, la verdad es que no debemos avergonzarnos porque no hay razón para ello. En estos casos, lo mejor es que recurras a las bandas de cera pequeñas para quitar la pelusa de una manera rápida y fácil. Mi madre y yo hemos usado las bandas de cera de Veet® durante años, y siempre nos han funcionado muy bien.
  • Si le tienes un poco de respeto a la cera, mi consejo es que empieces depilándote zonas pequeñas, como el labio superior, hasta que te hagas a ella. Pienso que la depilación de las piernas y la línea del bikini son para adolescentes y no para alguien más joven.
  • Cuando quieras depilarte las cejas por primera vez, recurre mejor a un profesional para que lo haga por ti. Son demasiado importantes como para que te las destroces.
  • Lo más importante que tienes que recordar es que la depilación es, antes todo, sinónimo de diversión y no una tortura. Por tanto, intenta relajarte y disfrutar de la experiencia. Todo es parte de convertirse en mujer, ¡así que acéptalo!

Gracias a todos por dedicar vuestro tiempo a leer mis consejos».

De Anita @ www.adorn.ie

«Mi blog Clare with the Hair se llamó así no solamente porque tengo el pelo largo hasta la cintura sino porque además soy una persona bastante velluda, sobre todo en las piernas.

Mi madre siempre ha usado las cremas depilatorias de Veet® y durante toda mi vida las he visto en los estantes del baño. Había leído la parte de atrás de la caja muchas veces y siempre me preguntaba cómo sería tener unas piernas suaves y libres de pelo. Las piernas de mi madre parecían de anuncio mientras que las mías más bien necesitaban que las cepillasen.

Así que una mañana, decidí probar esta crema mágica por mi cuenta. Siendo sincera, tenía un poco de miedo. Temía lo que podía pasar si me equivocaba de tiempo y de lo que diría mi madre. Sin embargo, mi deseo por lucir unas piernas suaves era tan grande que finalmente me decidí. Me apliqué la crema siguiendo las instrucciones de la caja, esperé el tiempo sugerido, usé la espátula que incluía la caja y, por último, me quité la crema para ver cómo mis piernas estaban más bonitas que nunca.

Estaba que no me lo creía. Tenía 13 años, era verano y gracias a este método de depilación de Veet pude ponerme mucha ropa que no me había podido poner antes.

Y ahora que tengo 20, la verdad es que Veet sigue siendo mi marca de confianza. Sus productos son fáciles de usar, huelen genial, evitan que tengas que ir al centro de belleza y es la opción perfecta para depilarse si tienes un evento o una cita de última hora».

De Clare @ Clare with the Hair

A medida que entramos en la adolescencia y nuestros cuerpos empiezan a cambiar, es importante tomar las cosas con calma cuando se trata de una nueva rutina de depilación. Esperamos que hayas disfrutado de estos consejos e historias, y que te hayan transmitido información que algún día puedas tú también compartir.